Repostería, pastelería

Pages

albóndigas rellenas

13 abr. 2015

En varias oportunidades les he contado lo mucho que me gustan los guisos o estofados caseros cocidos lentamente, como se hacían antes, no soy mucho de ollas rápidas.

También les he contado y no me cansaré nunca de decir que para este tipo de cocciones a mi me encantan las cocottes, desde que la tengo casi no uso otro tipo de olla, me vale para todo y siempre da un resultado estupendo de cocción. Es una maravilla y si tienen la oportunidad de comprarla, no lo duden.

Con respecto a la receta, estas albóndigas son un poco a mi manera, con ingredientes sencillos y con mucho sabor, por supuesto cada uno le puede dar el toque personal quitando o agregando algún condimento. Lo que sí les digo es que son riquísimas y estoy segura de que si las prueban repetirán.

Que tengan un muy buen día y mejor semana!





Ingredientes

Albóndigas
1/2 kg. de carne picada
1 yema de huevo
4 - 5 rebanadas de pan normal sin corteza (no de molde)
Un chorrito de leche
Cebolleta picada (sólo la parte verde) c/n
80 - 100 grs. de queso parmesano rallado
Una cda. de mostaza 
Una cda. de ketchup
1 cda. de salsa inglesa
1 ajo picado muy fino (o mejor rallado)
Sal y Pimienta c/n

Varios
Quesitos para el relleno
Harina para formar las albóndigas c/n
Puré de patatas para la guarnición

Salsa
1 cebolleta entera (con su parte verde)
1 pimiento
Unas zanahorias baby o en rodajas
250-300 cc. de vino blanco o tinto (depende de vuestro gusto)
1/2 litro de caldo de carne
4 - 5 tomates enteros en conserva
Sal y pimienta
Orégano seco
Ají molido o pimienta de cayena molida

Procedimiento

Albóndigas
Triturar el pan y mojar con un chorrito de leche, cuando esté bien hidratado mezclar con el resto de ingredientes.

Con respecto a las cantidades son orientativas, si les gusta con más o menos condimentos se pueden a adaptar a gusto.

Con una cuchara tomar porciones, poner en la palma de la mano y hacer un hueco, colocar un trozo de quesito (he puesto medio quesito por albóndiga) y cerrar, pasar por harina y bolear para dar forma.

Colocar en la olla un buen chorro de aceite de oliva y saltear las albóndigas con cuidado de no romperlas (a mi no me gusta freírlas, pero si quieren lo pueden hacer). Retirar y reservar.

Salsa
Sin limpiar la olla, en el mismo aceite sobrante o si hace falta agregar más, saltear el pimiento, la cebolleta (primero la parte blanca y por último la verde) y el tomate troceado.

Incorporar las zanahorias. el orégano y ají molido y saltear bien. Agregar el vino y dejar evaporar el alcohol.
Por último incorporar el caldo y cuando comience a hervir agregar las albóndigas.
Dejar cocer a fuego medio hasta que la salsa tome consistencia espesita.

A mi me gusta hacerlo en dos veces, cocer un buen rato, apagar la olla y luego de varias horas volver a cocer, o mejor de un día para otro. Como dije al principio de esta entrada, me gustan los guisos cocidos lentamente.

He utilizado un puré de patatas casero para acompañar, pero igualmente quedan muy bien con arroz o patatas al horno o fritas.
Espero que las prueben.

3 comentarios:

Nieves MR dijo...

No estamos cerca, que si lo estuviera me iba con mi tropa a comer a tu casa jaajjajaja qué pinta tan deliciosa Claudia!
Feliz semana para ti también ;-)

Pepi (sopa de sopa) dijo...

Una forma más de comer albóndigas. me encanta tu receta con ese relleno y esa salsa que le has puesto.

Saludos!!!

Carmen dijo...

Ummmm que buenas, parece que hasta me llega el olorcito rico a casa. A mi también me encantan los guisos "tranquilos", los disfruto mientras hacen chup chup y después cuando se sirven siempre hay un ohhhh en la mesa.
Un beso

Publicar un comentario