Repostería, pastelería

Pages

tartitas de queso de cabra con caviar de tomate

19 mar. 2015

No crean que me he olvidado de los postres, estoy preparando una receta de lo más dulce pero mientras tanto les traigo estas tartitas de queso de cabra con tomate que son una delicia.

Hace tiempo que tenía pendiente publicar una receta con caviar de fruta o verdura y me he decidido por estas mini tartas con queso de cabra y albahaca que, con la combinación del tomate quedan perfectas.

Fáciles de hacer y el caviar le da un toque muy bonito con el que se puede sorprender a cualquier invitado. Eso sí, no les voy a mentir, hay que invertir algo de paciencia para hacer las bolitas de tomate, pero resulta divertido.

Espero que les guste mi propuesta de hoy y se animen a prepararlas.







Ingredientes

Masa
250 grs. de harina de repostería
5 grs. de sal
125 grs. de mantequilla fría
1 huevo
1 o 2 cdas. de agua helada

Relleno
200 grs. de rulo de cabra
4-5 cdas.de nata de cocinar espesa o nata de montar
2 cdas. colmadas de queso Philadelphia
Pimienta
Albahaca picada c/n

Caviar de tomate
200 grs. de puré de tomate
2 grs. de agar agar
Sal
Un vaso profundo (mejor dos) con aceite de girasol

Procedimiento

Masa
Hacer la masa arenando la harina con la mantequilla fría y la sal, luego agregar el huevo y por último el agua helada.

Envolver en papel film y llevar a la heladera durante 30 minutos.

Estirar, cortar círculos y forrar moldes de mini tartas o tarteletas. Volver a llevar a la nevera hasta que estén bien frías.

Cocinar en horno precalentado a 180º durante unos 10 minutos aproximadamente.

Relleno
Mezclar el queso de cabra con el queso Philadelphia y la nata y trabajar hasta obtener una textura cremosa. Agregar pimienta molida y albahaca picada a gusto.

Rellenar las tarteletas y decorar con el caviar de tomate.

Caviar de tomate
Lo primero que hay que hacer es colocar el vaso con aceite en la nevera o congelador para que se enfríe muy bien. Mejor tener dos vasos porque la temperatura sube muy pronto y así pueden ir intercambiado los vasos para trabajar siempre con el aceite bien frío. De lo contrario no se formarán las bolitas o se pegarán unas con otras.

Procesar los tomates y pasar por un colador para quitar los restos de piel y semillas y obtener un puré.

Colocar el tomate con un poquito de sal en un cazo y calentar, incorporar el agar agar y llevar a ebullición durante un par de minutos en mi caso, (en este punto tienen que mirar las instrucciones del fabricante, dependiendo de la marca habrá que dejarlo hervir entre uno y dos minutos).

Retirar del fuego y dejar que baje un poquito la temperatura, cuidado que no se enfríe!

Colocar en un biberón y dejar caer gotas del puré en el vaso con aceite, a medida que bajen cuajarán al entrar en contacto con el aceite frío. Ir colando a medida que se vayan juntando en el fondo e introducirlas en agua fría para retirar los restos de aceite. Enjuagar con cuidado y colocar sobre papel absorbente.

2 comentarios:

Carmen dijo...

Tengo pendiente lo del "caviar" desde hace tiempo y aún no he encontrado el momento, a ver si con el tuyo de tomate acabo de lanzarme porque me parece una manera muy divertida de comer algunos ingredientes, además de decorar el plato, claro.
Un besazo guapa

Irene y Magdalena Reposteras dijo...

Pero que curioso este caviar!! El efecto es precioso y mmm con queso de cabra que ricooo. Besitos Cuantomasdulcemejor.blogspot.com.es

Publicar un comentario