Repostería, pastelería
Las mil y una tartas



dulces, cursos, cursos de cocina, cakes, tartas, pasteles, repostería, pastelería, galletas, cookies, postres, decoración, chocolate

Pages

jueves, 9 de octubre de 2014

criollitas y quaker, un postre de la infancia

Algunos también le llaman turrón Quaker, este es un postre muy conocido en Argentina desde hace no se sabe que tiempo, porque creo que abuelas y madres nos lo han preparado.
En realidad no estoy segura quién fue el "inventor", Quaker, o Criollitas?, no lo sé. La mayoría de vosotros conocéis la avena pero quizás la palabra Criollitas no os suene de nada, son unas muy conocidas galletitas secas en Argentina y este famoso postre se hace en base a estos dos ingredientes.

Hace unos días se lo comenté a Juan (mi marido) y para mi sorpresa me dijo que nunca se lo habían preparado, así que, entre un poquito de nostalgia de la niñez y el que él no lo hubiera probado, ya tenía la excusa perfecta para prepararlo.

Aquí en Madrid hay pocos sitios que vendan estas galletitas, uno de ellos es Carrefour, pero no hace falta en absoluto tenerlas, en este caso era más por pura nostalgia de nuestras cosas.
Se puede preparar perfectamente con unas galletitas estilo cracker.

Como os decía al principio, hay quién lo llama turrón, así que si os acordáis de él cuando lleguen las fiestas navideñas lo podréis preparar para vuestras mesas.

Os dejo la receta y espero que os guste.














Ingredientes
Para un postre pequeño (tamaño turrón)

Galletitas Criollitas o cracker c/n
1/2 taza de azúcar
4 cdas. de cacao amargo
100 grs. de mantequilla
1 taza de avena Quaker

* A mi no me gusta muy dulce pero podéis agregar más azúcar de acuerdo a vuestro gusto.
* En la receta original se utilizada Nesquik pero yo prefiero el cacao amargo.

Baño de chocolate
60 grs. de chocolate negro (yo usé 52% cacao)
12 grs. de manteca de cacao

Procedimiento 

Poner en un cazo a fuego muy muy suave el azúcar, la mantequilla, el cacao y la avena, integrarlos y retirar del fuego. Dejar que la mezcla enfríe a temperatura ambiente.

Colocar en un molde alargado, puede ser de turrón o de plum cake, capas de galletitas intercalando con la mezcla,  empezando y terminando con galletas.

Llevar a la nevera una media hora para que solidifique.

Fundir la manteca de cacao con el chocolate y cubrir el postre.
Llevar nuevamente a la nevera hasta que esté bien firme.
Cortar en pociones, preferiblemente con cuchillo de sierra para no romperlo.