Repostería, pastelería
Las mil y una tartas



dulces, cursos, cursos de cocina, cakes, tartas, pasteles, repostería, pastelería, galletas, cookies, postres, decoración, chocolate

Pages

lunes, 1 de septiembre de 2014

pan de cerveza negra y mantequilla con costra, en cocotte

Después de unos días de vacaciones, aquí estamos de vuelta. Las pilas no sé si estarán del todo cargadas pero aquí estoy. Digo yo, de verdad alguien vuelve de vacaciones con todas las pilas totalmente cargadas?? que me cuente como lo hace por favor!

Llevo todo el verano con esta receta pendiente pero reconozco que el calor y las vacaciones me han mantenido algo alejada del horno, mi casa es pequeña y cuando lo enciendes tienes calefacción para varios días, en verano claro, porque en invierno no hay quién la caliente! pero hacer pan me gusta tanto que a veces rompo la barrera y adelante con los fogones.

Este es un pan idóneo para desayunos, meriendas, aperitivos, el aroma que le da la cerveza negra con la mantequilla es sutil pero sabroso, luego queda maravilloso así sin más con mantequilla y ya si ponéis una loncha de jamón ibérico para que contar.

De hacer pan en Cocotte que puedo contaros, habréis visto algunos blogs ahora mismo que tienen recetas de panes hechos en esta maravillosa olla, créanme que es por algo, y ese algo es que salen de miedo!, es una gozada.

Espero que os guste la receta y os animéis a prepararla.
Que tengáis una feliz semana y feliz vuelta al cole a los que regresan de las vacaciones, me imagino que alguno estará saliendo recién así que a disfrutarlas.




Ingredientes

Masa
400 grs. de harina de fuerza
20 grs. de azúcar
10 grs. de sal
10 grs. de levadura
10 grs. de aceite de oliva
200 grs. de masa madre
180 cc. de cerveza Guinnes

Varios
40 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
100 grs. de harina
100 cc. de cerveza Guinnes
Una pizca de azúcar

Procedimiento

Refrescar la masa madre, yo utilizo la de Dan Lepard.

Colocar todos los ingredientes de la masa (reservar el resto) en el bowl de la amasadora o en el que vayáis a utilizar para tomar la masa.

Amasar hasta obtener una masa lisa y tierna pero no demasiado. Si hiciera falta algo más de líquido podéis agregar un poquito más de cerveza, esto depende del tipo de harina que utilicéis.

Dejarla en el bowl bien tapado con film y hasta levar como mínimo al doble de su volumen en un lugar templado, aunque con el calor de estos días será suficiente a temperatura ambiente. 

Cuando haya doblado su tamaño, desgasificar, estirar hasta un grosor de 1 cm aproximadamente, dándole forma rectangular y untar con la mantequilla. Formar un rollo, dividir en 7 porciones y colocarlas en la olla de manera que cada cilindro quede de forma horizontal, uno en medio y el resto alrededor.

Mezclar los 100 grs. de harina con los 100 cc. de cerveza y la pizca de sal, obtendréis un engrudo, cubrir con él todos los rollos y dejar levar nuevamente con la olla tapada.

Una vez levado, espolvorear con harina y cocinar empezando en horno frío (no precalentado), ponerlo a 220º durante unos 25 minutos, luego quitar la tapa y terminar la cocción a 200º hasta que esté firme y con la corteza dorada.

*En todos los panes siempre hay que empezar la cocción con el horno bien caliente, pero hace un tiempo vi otra receta de pan, también en cocotte, que preparó Silvia y me picó la curiosidad porque empezaba la cocción en frío, lo probé y el resultado es muy bueno. 
Repito, no para todos los panes, salvo que la receta lo especifique.